Leplak, una solución de primera calidad para decorar tu hogar

En Aluca sabemos que hay pocas cosas tan placenteras como encontrar los mejores insumos para ornamentar y dejar nuestra vivienda de la manera que siempre soñamos. Por eso, ponemos a disposición de nuestros clientes una gran variedad de accesorios para cortinas rollers y todos los elementos necesarios para instalarlas y mantenerlas.

Nuestros más de 15 años de conocimiento y experiencia en el rubro nos permiten brindar asesoramientos personalizados en función de los requerimientos de cada usuario que se acerca hacia nuestro local, sea un particular, una empresa o una institución pública.

A lo largo de nuestra trayectoria, en varias oportunidades algunos clientes nos han consultado si conocíamos alguna empresa que se dedicara a proveer soluciones contra la humedad en los ambientes que no solamente repararan el inconveniente, sino que también ofrecieran opciones agradables a la vista. Nuestra respuesta siempre es la misma: Leplak, una empresa líder en los revestimientos antihumedad. ¿Por qué los recomendamos? Porque fueron ellos quienes nos dieron una solución definitiva y decorativa a la humedad que había en nuestro local cuando nos establecimos en nuestra ubicación actual. Leplak colocó en nuestras instalaciones placas antihumedad que, además de ponerle un punto final a este escollo, son ecológicas, térmicas, acústicas, ignífugas e impermeables. Esto nos permitió recibir a los clientes en un entorno aislado y bien acondicionado, ofreciendo a nuestros colaboradores un ambiente de trabajo seguro y libre de riesgos para quienes poseen condiciones respiratorias.

Por eso, cada vez que un cliente viene a nuestro local para adquirir accesorios para cortinados y nos consulta por una solución que sirva para frenar el avance de la humedad y todos los perjuicios que esta genera, también decorando su vivienda, sus oficinas o locales comerciales con materiales de vanguardia y de última tecnología, sabemos que tenemos la respuesta a su inquietud que se llama Leplak.